• ABA Depot

Cómo afecta la calidad del aire al rendimiento laboral

¿Has sentido que los días muy calurosos no te permiten concentrarte? ¿O que cuando hay mucho tráfico te sientes más agotado, aunque te encuentres dentro de la oficina?

Quizás no eres el único.


La mala gestión de la temperatura en oficinas puede perjudicar la salud de los trabajadores con la aparición de dolencias derivadas del estrés térmico.

Los espacios de trabajo están continuamente adaptándose a las condiciones del entorno. La llegada del verano y el aumento de las temperaturas alteran el bienestar de los trabajadores por lo que es necesario prestar atención a las recomendaciones para reducir los efectos del calor y mantener el confort adecuado en el puesto de trabajo.


El estrés térmico es una de las consecuencias más comunes que ocasiona la exposición una temperatura inadecuada en el puesto de trabajo. La aparición de este problema se debe a diversos factores como el calor metabólico que se produce, la intensidad de las tareas que se desarrollan, la humedad, la velocidad del aire o la vestimenta.


Si no se tienen medidas para reducir el impacto de la condición climática, los trabajadores corren alto riesgo de sufrir alguna de las siguientes consecuencias del estrés térmico producido por la mala gestión de la temperatura.

  • Reducción de la capacidad de atención y concentración

  • Disminución de la capacidad de percepción y memoria

  • Apatía e irritabilidad

  • Alteraciones del sistema vascular

  • Temblores, pérdida de conocimiento, mareos o vértigos

  • Trastornos circulatorios y cardíacos

¿Qué puede hacerse para evitar el estrés térmico?


La mejor forma de acabar con el estrés térmico es buscar el confort ambiental. Este se logra con tres elementos principales:

  1. Temperatura

  2. Humedad

  3. Ventilación/ Corriente de aire

La mejor opción para lograrlo en un solo paso es conseguir un enfriador evaporativo.


¿Por qué un enfriador evaporativo?

A diferencia de los mini splits, que basan su funcionamiento en la termodinámica extrayendo el calor del aire hacia un fluido (gas refrigerante) para enfriarlo, el enfriador evaporativo utiliza el principio de la evaporación del agua para producir aire fresco.


Así, el aire procedente del exterior se hace pasar por un enfriador evaporativo que lo humidifica consiguiendo así enfriarlo para posteriormente hacerlo entrar en el espacio a enfriar. Para que tenga lugar este proceso, se necesita que exista una corriente de aire. Por eso, tiene que contar con una serie de salidas (ventanas abiertas, puertas abiertas…) para que el aire que ha entrado pueda salir.


En ABA Depot contamos con evaporadores domésticos de la marca Honeywell, que también pueden ser utilizados en oficinas de hasta 28 m2, y evaporadores industriales de la marca Portacool, para garantizar una buena calidad del aire en cualquier sector económico. Contáctanos para más información sobre nuestras soluciones en confort ambiental.


Con información de la Universidad de Valencia.

9 vistas